Junio y sus ojos 

No sé sentir sin recordar un poco aquél pasado en donde él no estaba. Fue difícil.

Pasar mis días sin su sonrisa, sin su piel, sin su manera tan única de ser: sin él.

Ambos crecimos a nuestra manera, con costumbres distintas, pero al mismo tiempo, tan iguales.

Él tan lejos de mí, yo tan lejos de él.

Disfrutamos de la vida, experimentamos, sonreímos, viajamos, aprendimos.

Tantas almas pasaron por nuestra vida, pero ninguna tocó nuestras fibras más profundas.

Dios mío...

¡Sí que lloramos!, sufrimos pensando que quizás había algo malo en nosotros que hacía que todos(as) huyeran.

Hasta llegamos a pensar que era un pecado amar con tanta intensidad. Entregarlo todo por nada. Vaya que lo pensé tantas veces, dar todo de mí para al final caer rendida con el corazón hecho mil pedazos.

Fue duro. Tanto que, creció un hielo en nuestros corazones que ningún fuego podía tocar.

Pero, estábamos destinados. Como dos almas que se separan al nacer para después bifurcarse...

26 Junios sin sus ojos.

26 Junios sin sus labios

26 Junios sin sus manos

26 Junios sin su voz

26 Junios sin su amor

26 Junios sin él

Y entendí por fin, junto a él yo me quiero quedar, a su lado deseo ahora mismo estar.

Entre sus brazos yo quiero siempre descansar; Junio llegó, y con esta lluvia cálida frente a nuestros sueños, por fin me encontré cuando lo conocí...para nunca más dejarlo

ir… y decirle desde el alma tan llena de él, que no quiero un Junio más sin sus ojos.

-@cielovanessa

  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon

Escúchame en spotify

  • Cielo Venessa Spotify